Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí

Secreto Ibérico con cerveza y miel

Hoy vamos a cocinar una receta de Secreto de cerdo ibérico con salsa de cerveza y miel. También se le suele llamar cruceta de cerdo, una receta con cerveza de lo más fácil de elaborar.

Receta La Roblicita

La salsa de cerveza y miel es estupenda para acompañar cualquier tipo de carne. Pero con un secreto ibérico o cruceta de cerdo a la parrilla o plancha, y con esta salsa, dejarás a todos tus invitados sorprendidos.

Secreto o cruceta de cerdo

El secreto de cerdo a la brasa, parrilla o a la plancha es espectacular. Digamos que los cortes con más grasa como pueden ser el secreto, la presa, la cabezada o la pluma aceptan de mejor agrado la brasa, mientras que los cortes más magros como el lomo o el solomillo estarán listos con un breve paso por la plancha (en la parrilla se deshidratarían y quedarían secos).Cerdos en La Roblicita

Ingredientes

Para la carne

  • 600 gramos Secreto ibérico
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal gorda o de escamas

Para la salsa

  • 330 cl de cerveza
  • 100 gramos de miel
  • 15 gramos de mostaza antigua
  • Zumo de un limón
  • Sal y Pimienta negra recién molida

 

Elaboración

  • Una vez asada la carne o a la vez preparamos la salsa, Puede servirse recién hecha, porque se suaviza y enriquece una vez templada.
  • Elaborarla es muy fácil y sencillo, se trata básicamente, de una reducción. Pon la cerveza en un cazo a calentar, cuando empiece a hervir, baja el fuego y añade la miel,  la mostaza, el zumo de limón. Condimentarla a tu gusto de pimienta y sal.
  • Cocer a fuego lento unos 30 minutos, removiendo para que todos los ingredientes se mezclen bien. Cuando la salsa se haya reducido, retírala del fuego y viertela sobre el asado, en este caso el secreto.
  • Cocinar el secreto ibérico no tiene mucho misterio, simplemente hazlo a tu gusto. Si puedes hacerlo en una barbacoa, mejor sino a la plancha estará exquisito.

 

Presentación

Corta el secreto o la cruceta de cerdo en tiras, y preséntalo acompañado de la salsa de cerveza y miel. También con verduras plancha, incluso unas patatas al horno quedarán deliciosas con la salsa.

 

Secreto

El jamón puede combatir enfermedades intestinales, según un nuevo estudio

Una investigación de la Universidad de Oviedo revela que la ingesta de jamón de bellota 100% natural, previene y protege contra los síntomas de colitis ulcerosa

Loncheados Delicatessen TorreAlba

Loncheados
Delicatessen TorreAlba

 

Un nuevo reto para investigadores, nutricionistas y cocineros acaba de surgir en el mundo de la alimentación a raíz de un estudio que revela que la ingesta de jamón de bellota 100 % natural previene y protege contra los síntomas de CU (colitis ulcerosa) y patologías intestinales. Se trata de un estudio liderado por el Dr. Felipe Lombó, doctor en Biología por la Universidad de Oviedo, formado en Standford University, junto a la doctora Beatriz Isabel Redondo, profesora titular en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense. Una investigación pionera con una conclusión resultante de un proyecto.

El estudio presentado, expone y analiza los resultados obtenidos de este proyecto que supone una nueva concepción del jamón, más allá de lo gastronómico. Un estudio, llevado a cabo a través de ensayos en animales. Un jamón, que además de ser recomendable dentro de una dieta equilibrada por su alto contenido en omega 3, se posiciona como protector de enfermedades inflamatorias intestinales como la colitis ulcerosa.

 Jamón Ibérico Delicatessen TorreAlba

Jamón Ibérico
Delicatessen TorreAlba

https://www.lavanguardia.com/comer/al-dia

 

 

 

 

 

Un verano sin melón con jamón, no es verano

El Melón con jamón es una especialidad típica de la cocina española y suele ser servida en los meses de primavera o verano. Los principales ingredientes son el melón y unas lonchas de jamón.

La delicadeza de este plato consiste en la mezcla del dulce del melón y del aporte salado del jamón.

Flores de melón con jamón.

Más que una receta es una bonita forma de presentación de una entrada o como acompañamiento a un plato.

LOS INGREDIENTES:

– Melón. Elegir un buen melón, en esta época del año hay muchos tipos y gran variedad y sobre todo que sea dulce.
– Jamón. Os recomendamos ibérico HR o TorreAlba Delicatessen, tambien  un rico serrano en lonchas finitas.

Loncheados Delicatessen TorreAlba

Loncheados
Delicatessen TorreAlba

 

 

 

EL PROCEDIMIENTO:

– Con un pelapatas se cortan lonchas finas de melón. Usaremos dos lonchas de melón para cada “flor”

– Extender una lámina de melón. Sobreponer una loncha de jamón de forma que sobresalga unos milímetros del melón, con la parte mas “durita” del jamón por la parte de fuera (la que se verá)

– Cubrir con la segunda lámina de jamón y enrollar sobre sí misma.

 

 

El resultado es muy visual y apetecible, sorprenderás a tus invitados.

 

 

Receta compartida de:

https://alcoiama.wordpress.com/

Alcoiama Blog: Cositas de andar por casa: RECETAS DE COCINA, FOTOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visita Ganadería Lidia en Salamanca Casa TorreAlba

Visita Ganadería Lidia en Salamanca
Casa TorreAlba

 

 

TorreAlba Delicatessen

Tiempos mínimos de curación

En ocasiones cuando vamos a comprar jamón ibérico nos encontramos con numerosas ofertas que nos ponen los dientes largos.

Es muy importante tener en cuenta los precintos, etiquetados, sellos mapa, la curación… y el peso que tiene el jamón o la paleta que vayamos a adquirir.

Fabrica embutidos HR

Fabrica embutidos HR

Tiempos mínimos elaboración del jamón ibérico

Evidentemente podemos encontrarnos con piezas de mucha mayor curación en el mercado en función del tipo de producto. Aquí lo que se establecen son los tiempos mínimos de elaboración.

 

 

Jamones Ibéricos Grupo TorreAlba

Jamones Ibéricos Grupo TorreAlba

 

En el jamón ibérico depende de los pesos de la pieza, pero no afecta el tipo de alimentación que haya recibido el animal ni la raza del mismo:

  • En piezas de menos de 7 Kg, se establece una curación mínima de 600 días,  casi 20 meses.
  • En piezas de igual o mayor peso de 7 Kg, la elaboración mínima será de 730 días,  24 meses.

En las paletas ibéricas, independientemente del peso, la elaboración mínima será de 365 días que son 12 meses.

 

Lomo Ibérico

Lomo Ibérico

En la caña de lomo ibérico, el tiempo mínimo del proceso de elaboración será de 70 días, que equivale a 2,3 meses.

 

Todo lo que no cumpla estos tiempos mínimos, estará fuera de norma y no podrá usar las denominaciones de venta: jamón ibérico, paleta ibérica o lomo ibérico.

 

 

 

Loncheados  Delicatessen TorreAlba

Loncheados
Delicatessen TorreAlba

 

Visita Ganadería Lidia  en Salamanca          Casa TorreAlba

Visita Ganadería Lidia en Salamanca
Casa TorreAlba

Codillo de cerdo asado al horno

Ingredientes:

Un buen producto siempre , unos buenos codillos si estuviese en salmuera mejor, consulta a tu carnicero de confianza.

Preparación:

  • Lo primero que hay que hacer es salpimentar en caso de comprarlo fresco, si estaba en salmuera o es envasado, sacar el codillo de su envase, lavarlo muy bien en abundante agua fría y dejarlo que se airee unos minutos.
  • Pincelamos los codillos con un poco de aceite de oliva, los ponemos en una fuente de horno con ½ vaso de agua en el fondo para que no se peguen. Lo tapamos con papel de aluminio,  lo vamos a cocinar a baja temperatura, metemos al horno a 150º durante una hora. Pasado este tiempo le bajamos la temperatura a 100º y lo tenemos 1 1/2 horas mas.
  • Pasado este tiempo, los pinchamos y comprobaremos que este hecho y tierno, si es así, ponemos el grill del horno y dejamos que se dore la piel lentamente. Nos debe de quedar crujiente como si fuera un cochinillo.

¡¡¡Os puedo asegurar que quedan exquisitos!!!

Codillo al Horno Estilo cochinillo

De acompañante puedes meter a la vez en el horno unas paratas, las asas y haces un puré aprovechando los jugos que suelte el codillo asado.

PRESENTACIÓN
A tú gusto y lo que toca ahora es ¡¡  disfrutar!!

Carnes “secretas”

Descubre cuáles son los mejores cortes del ibérico

 

Pluma-iberica 1

En España nos enorgullecemos de lo bien que tratamos a nuestros cerdos, alimentándolos con lo que más les gusta para que su carne sea la más sabrosa que se puede encontrar

 

Dehesa La Roblicita

Dehesa La Roblicita

Dice el refrán que “del cerdo, hasta los andares”, porque de la cabeza al rabo del cochino, todo se aprovecha. Sobre todo si hablamos del ibérico, una raza autóctona, única y con notable diferencias sobre las demás. Su especial genética y su adaptación al medio “La Dehesa” lo convierten en un animal exclusivo, más aún si se compara con otras razas porcinas.

Sus carnes son más oscuras (tienen mayor contenido en pigmentos hemo, es decir, hierro y minerales) y con una altísima disponibilidad. Pero, y esta es la diferencia sustancial, poseen una característica infiltración grasa en su masa muscular (lo llevan en el ADN), de ahí que su carne resulte jugosa y llena de sabor. Pero es que además la grasa del ibérico es saludable (ya lo decía el profesor Grande Covián: el ibérico es un “olivo con patas”), con una considerable proporción de ácidos grasos insaturados o, lo que es lo mismo, beneficiosos para el colesterol.

 

 

Selección HR y TorreAlba Delicatessen

Selección HR y TorreAlba Delicatessen

Además de los deliciosos jamones, paletas, lomos curados y embutidos, que tanta fama han dado al ibérico en todo el mundo, el animal tiene muchas más carnes de enorme interés culinario. Hasta hace no más de 15 años, se empleaban en la industria chacinera para la elaboración de embutidos. Salvo en las zonas productoras, con una cultura más amplia del ibérico, poco se sabía de unas piezas suculentas, recluidas en la cocina popular de Salamanca, Andalucía y Extremadura. Pero con el tiempo las empresas elaboradoras se dieron cuenta de que las carnes frescas del ibérico tenían un enorme potencial en el mercado español, comenzaron a introducirlas.

¿Cuáles son esos cortes ‘secretos’?

Carrillera. Es una pieza de la mandíbula inferior formada por fibras musculares entrecruzadas que le dan una textura muy singular, perfecta en guisos por su melosidad, jugosidad y sabor. Y con muy poca grasa.

 Lomo. Uno de los cortes más nobles, una pieza grande y alargada pegada al espinazo (la columna vertebral). No muy graso pero con la suficiente infiltración, normalmente se destina para embuchar y curar, pero está estupendo en fresco, de ahí que sea muy popular la llamada cinta de lomo (con o sin adobo), que se hace a la brasa, a la plancha, guisada…

Presa. Está en la parte superior de la paletilla (la llaman también presa paleta), formando parte del cabecero del lomo, y es una pieza deliciosa por la infiltración grasa que posee, que le da a la carne un aspecto amarmolado. Resulta exquisita a la plancha o la brasa porque es jugosa, tierna y está llena de sabor.

Pluma. Unida al lomo en su extremo posterior, es más pequeña que este, aunque de similares características. Tiene una forma triangular y plana, parecida a una pluma o ala. De riquísima textura, su carne guarda un perfecto equilibrio entre músculo y grasa.

Solomillo. Es la pieza más conocida desde siempre para su consumo en fresco. De la parte interior del lomo, es tierna y sabrosa, aunque su bajo contenido en grasa lo hace menos jugoso que la presa, por eso hay que cocinarlo poco.

Secreto o cruceta. Con forma de abanico, se localiza en la parte dorsal anterior del tocino del lomo. Una pieza tan fina que se distingue con dificultad en el corte transversal, no así si se hace longitudinalmente, cuando aparece el filete que estaba escondido (por eso su nombre de secreto). De todos los cortes del ibérico es el más graso. Sabrosísima, casi siempre se cocina a la brasa o a la plancha. Junto con la presa, esta es una de las piezas que más éxito han tenido en los últimos años.

En el ibérico hay dos piezas más denominadas ‘falso secreto‘, por su apariencia y composición grasa, aunque no resulten tan tiernas: el de papada y el de barriga (junto a la panceta).

Violín. Se obtiene durante el perfilado del jamón, una parte del pubis que pertenece al hueso coxal. Es una delicia de pequeñísimo tamaño (unos 70 gramos), un corte que no se separa siempre (solo se hace en Huelva), ya que la mayoría de las veces se deja formando parte de los jamones. Muy sabroso en la cocina local, sobre todo en recetas con arroz, guisos, con patatas…

Lagarto. Es una larga tira de carne entre la chuleta y el lomo que está adherida al espinazo. Muy suculenta, aunque de escaso grosor y peso.

Castañuelas. O castañetas. Están en las mandíbulas y son las glándulas salivares del cerdo. Su interés está precisamente en su textura, similar a la molleja pero más turgente, con su grasa correspondiente. Muy valorada para guisos, aunque muy difícil de conseguir.

Sorpresa. Muchos la llaman tercera carrillera. Son dos pequeñas bolitas de carne ubicadas debajo del ojo, en las fosas temporales. De textura fibrosa y tierna, se utiliza para guisos.

 

Ilustración: Alexandra Nikolaeva.

Ilustración: Alexandra Nikolaeva.

 

Esto no es todo. Porque en el cerdo existen también otras piezas muy populares y tradicionales en la cocina como la lengua (se emplea en guisos y embutidos), la papada (deliciosa, ya sea fresca, curada o salada), la careta (con la oreja y el hocico o morro), las costillas (suculentas), el gelatinoso rabo y, por supuesto, el tocino que recubre la mayor parte del cerdo ibérico.

Ganaderia Lidia  Salamanca          Casa TorreAlba

Ganaderia Lidia Salamanca
Casa TorreAlba

 

Torreznos al estilo……..

¿Cuántas veces hemos intentado hacer un rico torrezno?

Muchas seguro, pero nunca nos ha convencido como nos quedó…… Pues ahora, con unos pasos y referencias tan sencillas, seremos capaces de hacer los mejores y crujientes torreznos al estilo Soria o nuestro propio estilo.

La piel de la panceta curada debe estar bien seca, cuanto más seca mejor subirá la corteza al freír y más crujiente quedará. Por tanto, sacamos la panceta curada del envase de plástico o de la nevera 24 horas antes, la colgamos o ponemos en un sitio fresco y seco para que se oree bien.

 

Panceta adobada y curada HR

Panceta adobada y curada HR

Se puede aplicar a los diferentes tipos de tocinos adobados y curados como:

La Barbada o Papada, Panceta y Panceta baja

Papada de Cerdo o Barbada

Papada de Cerdo o Barbada

 

EN SARTÉN:

  1. .- Se echa aceite en una sartén hasta cubrir el fondo (unos 2 mm)
  2. .- Ponemos el fuego en posición “fuego lento” (vitro 0-6 en posición 2, gas en posición mínimo).
  3. .- Se corta la panceta en lonchas de 1,5 cms. aproximadamente y se colocan “de pié” en la sartén, con la piel hacia abajo.
  4. .- Se dejan freír alrededor de 20 minutos, vigilando que los torreznos no se caigan y observando cómo van apareciendo las “burbujas” características en toda la piel.
  5. .- Transcurridos los 20 minutos citados (o cuando veamos que la piel de los torreznos ya se ha convertido en la corteza cubierta de “burbujas”), ponemos un fuego vivo (5 en vitro) y tumbamos los torreznos para freírlos bien, unos 10 minutos por cada lado o a su gusto.

 

Torreznos HR.

 

Torreznos HR

 

 

Torreznos al estilo Soria

Torreznos al estilo Soria

 

HR

HR

 

 

 

Os dejamos la receta oficial de Torrezno de Soria para que veais los pasos a seguir. Como os decíamos podéis aplicarlos a los diferentes cortes de tocinos que hay en vuestras región. Papadas, Pancetas etc……

 

Embutidos: definición y clasificación

Los embutidos forman parte de la tradición culinaria española, aportan sabor y color a numerosos platos de cuchara, apetecibles en cualquier época del año, pero sobre todo cuando bajan las temperaturas.

chorizo-frito-pintxo

Los embutidos han sido los grandes aliados de nuestros abuelos que los utilizaban, junto a los alimentos del huerto como las patatas y hortalizas, para elaborar un menú completo compuesto por un único plato: cocido madrileño, montañés, o maragato, escudella, migas extremeñas, olla podrida, pote gallego… Platos que reconfortan, y que les aportaban la energía necesaria para desempeñar las labores del campo y resistir el frío del invierno.

Embutidos HR

Embutidos HR

Los embutidos también se comen crudos, solos o en bocadillo, y son muy socorridos cuando no tenemos tiempo de cocinar, o para llevarlos cuando salimos de excursión. Sin embargo, y precisamente por su elevado contenido en grasas y sal y su gran aporte calórico, estos productos cárnicos se deben consumir con moderación. Te explicamos sus características, su composición nutricional.

¿Qué son los embutidos?

Según el Código Alimentario Español, documento oficial que reúne y define la terminología alimentaria, los embutidos son un tipo de derivado cárnico. Los derivados cárnicos se clasifican en:

  • Salazones, ahumados y adobados.
  • Tocinos.
  • Embutidos, charcutería y fiambres.
  • Extractos y caldos de carne.
  • Tripas.

 

Embutidos HR

Embutidos HR

 

La definición de embutidos es aquellos derivados, preparados a partir de las carnes autorizadas, picadas o no, sometidas o no a procesos de curación, adicionadas o no de despojos comestibles y grasas de cerdo, productos vegetales, condimentos y especias, e introducidos en tripas naturales o artificiales.

Tipos de embutidos

Según su principal ingrediente, los embutidos se clasifican en:

  • Embutidos de carne.
  • Embutidos de vísceras.
  • Embutidos de sangre.
  • Fiambres.

Aunque esta no es la única clasificación posible, y estos productos también se pueden diferenciar según sean: crudos (sin tratamiento térmico), y dentro de los crudos hay frescos y ahumados, o escaldados (cocinados en agua caliente). También se pueden clasificar según si son mezclas de ingredientes o puros, según su consistencia, color, etcétera.

Hay tal cantidad de productos derivados de la carne que, a veces, es difícil saber si nos encontramos ante un embutido o no. Pues bien, el truco está en la parte final de la definición, ya que embutido será aquel producto que esté o haya estado introducido en una tripa.

Embutidos de pavo
Los embutidos de pavo son una alternativa saludable con menor cantidad de grasa.

Si nos atenemos a esta característica es un error incluir el jamón serrano en este grupo de alimentos, ya que no se introduce en tripa. El jamón serrano es un derivado cárnico que se encuentra en el grupo de salazones.

  • Los embutidos de carne más conocidos y consumidos encontramos: chorizolomo embuchado, morcón, salchichón, fuet, salchicha, butifarra, sobrasada…
  • Los embutidos de vísceras a tener en cuenta incluyen la longaniza gallega, la sabadeña, o la salchicha de hígado.
  • Los embutidos de sangre más representativos son las morcillas y botagueñas.
  • Los fiambres son un grupo bastante heterogéneo que incluye, por ejemplo, el jamón de York, la mortadela, el chopped, la roulada, la galantina o el chicharrón.

La diferencia, por ejemplo, entre chorizo y longaniza, es el tamaño del diámetro de la tripa. Si es superior a 22 mm será chorizo, si es inferior, longaniza. Con el salchichón y el fuet sucede algo parecido. Si la tripa donde se embute tiene un diámetro mayor de 40 mm tenemos un salchichón y, si es menor, un fuet.

Cular Ibérico HR

Cular Ibérico HR

Longaniza Ibérica HR

Longaniza Ibérica HR

Y solo un apunte respecto a la tripa que sirve de contenedor para todos los ingredientes.

Los expertos en la materia, y aquellos de delicado paladar, prefieren las tripas naturales que provienen principalmente del intestino de cerdos, vacas, ovejas y cabras. Dicen que no interfieren con los sabores de su interior, que se mantienen más jugosas, y que el resultado final es mejor. Y, por supuesto, son comestibles. Estas tripas naturales han de estar bien limpias para poder superar los controles de higiene. Las tripas artificiales se elaboran a partir de celulosa, colágeno y plástico.

 

Productos Selectos HR

Productos Selectos HR

Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Fuente:

https://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/dieta-equilibrada/embutidos-14468

Carrilleras Ibéricas al vino……..

¡Qué espectáculo de plato!

Es una receta riquísima, sabrosa y muy económica. Últimamente se ha convertido en una Delicatessen y plato Gourmet.

Utilizaremos la olla rápida para hacer una carne exquisita, que acompañamos con un Puré de patata o verduras o como más te guste a ti.

Carrilleras Ibéricas HR

Carrilleras limpias de cerdo ibérico HR

Ingredientes (para 4 personas)

 

  • 8 carrilleras de cerdo
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 3 dientes ajo
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • Harina de maíz
  • 1 vaso vino tinto o Pedro Ximénez.
  • 1 vaso caldo de carne
  • Sal marina
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

 

Pasos

 

  1. La limpiamos de grasas y una telilla que las recubre y salpimentamos.
  2. Pasamos por harina de maíz y las freímos en una olla exprés en aceite bien caliente. Vuelta y vuelta y reservamos
  3. En ese mismo aceite rehogamos la verdura cortada en trozos regulares (luego trituraremos).
  4. Dejamos a fuego lento pochando unos quince aprox.
  5. Pasado este tiempo regresamos la carne a la olla con los jugos que haya soltado
  6. Vertemos el caldo y el vino, tapamos la olla.
  7. Desde que salga el vapor o cierre la válvula (depende de olla) dejamos 20 minutos
  8. Pasado este tiempo, dejamos que salga la presión de la olla, y quitamos la carne, que reservaremos
  9. Trituramos la verdura, y volvemos a poner la carne para que se empape de la salsa. Listas
  10. Las puedes acompañar de un puré de patata y de unas Verduras o lo que a ti más te guste.

 

Carrilleras al vino

Carrilleras al vino

Recordar que estos productos frescos los podéis encontrar en nuestras tiendas y fábrica

Alba de Yeltes (Fabrica) 
C/ Amapolas, 72
37478 (Salamanca) – España

(0034) 923 484 593

Vitigudino
C/ Santa Ana, 4
37210 (Salamanca) – España

(0034) 923 500 822

 

Os dejamos un video tutorial para más información del cómo hacer el plato.

Razones para comer Jamón Ibérico

Razones por las que deberíais comer jamón ibérico cada semana

corte-iberico

“Cuenta con un sinfín de beneficios que mejoran la salud si se come este producto con asiduidad”

 

¿Es necesario comer jamón ibérico cada semana? La respuesta es sí. ¿Por qué? Porque cuenta con un sinfín de beneficios que mejorarán vuestra salud en caso de que comáis este producto con asiduidad. Os ofrecemos varias razones por las que deberíais comer jamón ibérico cada semana.

dig

El jamón ibérico es un producto sano natural y bajo en grasa

Pese a que son varias las personas que creen que la grasa del cerdo es mala para el organismo, recientes estudios confirman que la grasa del cerdo ibérico no tiene nada que ver con la de otros animales como el cordero o la vaca. En esta ocasión, la del cerdo cuenta con menos ácidos grasos saturados, sobre todo el cerdo ibérico. ¿Por qué? Puesto que cuenta con una alimentación a base de bellotas. Si además el cerdo ha sido criado en libertad, el animal tendrá todavía más músculo y menos grasa.

Otra de las razones por las que deberías comer jamón ibérico cada semana es porque el jamón ibérico español es un derivado cárnico que no lleva ningún tipo de proceso industrial. Gracias únicamente a un tratamiento a base de sal marina y mucho tiempo por lo que es mucho más sano que otro tipo de carnes.

IMG_9785

Según dos estudios del Hospital Ramón y Cajal, un consumo moderado de jamón ibérico mejora los vasos sanguíneos y reduce la presión arterial. Estos beneficios se mantienen hasta seis meses después de su consumo.

El jamón ibérico es sano para tu organismo

El jamón ibérico cuenta con elevado contenido en ácidos grasos monoinsaturados, también conocidos como ácidos oleicos, que también pueden encontrarse en el aceite de oliva. Es por ello que el jamón ibérico es un alimento destacado dentro de la dieta mediterránea.

También destaca por ser un producto que no produce ninguna ganancia de peso, es decir, que no engorda. Un estudio elaborado por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (Teica) explica que el jamón ibérico es también beneficioso para las embarazadas ya que elimina el riesgo de toxoplasma en la gestante.

bb80d69be8af33ef69ae2093e73d6d26c5200853_tienda-slide-jamon

Por último, el jamón ibérico no modifica los triglicéridos ni el perfil lipídico de quien lo consume. Por lo tanto, el jamón ibérico no aumenta el colesterol malo, si bien es cierto que ayuda a producir colesterol bueno. En Embutidos HR tendréis a vuestra disposición los mejores jamones ibéricos del mercado para poder disfrutar de una experiencia única que cuenta con el jamón como el principal protagonista.

 

Fuente:

http://www.libertaddigital.com/chic/viajar-comer/2016-10-19/razones-por-las-que-deberiais-comer-jamon-iberico-cada-semana-1276584641/