Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí

Patatas revolconas o patatas meneás…

Las patatas revolconas (denominadas también patatas meneás) son un plato de puré de patatas típico de las provincias de Ávila, Salamanca, Cáceres y del oeste de la Provincia de Toledo Se trata de un plato de la cocina española elaborado con patatas y pimentón, al que se añaden productos cárnicos de la matanza. Tradicionalmente era comida humilde de campesinos castellanos, que ha evolucionado a servirse en pequeñas raciones como tapas.

Este clásico de nuestra gastronomía, imprescindible en la barra de cualquier bar con solera, solo tiene dos secretos: buenos ingredientes y una textura irresistible

 

Panceta adobada y curada HR

Panceta adobada y curada HR

Ingredientes: 
500 gr de patatas para cocer
150 gr de panceta curada, papada….
1 cucharadita de pimentón de La Vera
1/2 cucharadita de pimentón picante
1 hoja de laurel
4 dientes de ajo
Aceite de oliva
sal
Elaboración:
  1. Pelamos y cortamos las patatas en trozos no muy pequeños las ponemos a cocer en agua con sal y la hoja de laurel hasta que estén tiernas, unos 25 minutos. Cuando estén cocidas las escurrimos y reservamos.
  2. En una sartén poner un poco de aceite y freír la panceta hasta que esté dorada y crujiente. Reservar la panceta en un plato, en ese mismo aceite freír los dientes de ajo picados finos.
  3. Retirar del fuego y añadir los dos tipos de pimentón, mezclar bien y añadir las patatas al sofrito, ahora las vamos a ” menear” con la ayuda de una cuchara de madera o del mortero las vamos deshaciendo.
  4. Colocar los torreznos encima y servir caliente.
Torreznos HR

Torreznos HR

 

 

patatas-meneas-con-sus

LA DEHESA SE ABRE AL TURISMO

La gastronomía se suma a la oferta de las rutas del toro bravo salmantino

 

En estos tiempos revueltos en los que mucho se habla y poco se conoce, resulta más que recomendable descubrir de primera mano lugares que hasta no hace tanto, estaban cerrados a cal y canto y a los que tenían acceso unos pocos privilegiados. La dehesa, uno de los elementos que identifican la provincia de Salamanca, con sus fincas en las que conviven el toro bravo con el cerdo ibérico, ha abierto sus porteras para que todo aquel que quiera saber, aprender, o incluso degustar, deje volar su imaginación y se transporte a un mundo de sensaciones.

portontorrealba

Sin olvidar la actividad principal de la dehesa -la ganadera- en sus diversas modalidades; ese ganadero, empresario en definitiva, ha dado un paso más diversificando el negocio hacia la vertiente turística, como un complemento de renta y como una posibilidad de dar a conocer al mundo cómo es la vida en la dehesa.

Las siguientes propuestas tienen al toro como hilo conductor, pero la parte gastronómica también ha ido tomando cuerpo y da forma a una completa oferta.

IMG_9771 - copiaIMG_5646

IMG_9787

 

 La Roblicita (Alba de Yeltes)

Una vez más, el toro bravo es la excusa para conocer un modo de vida único, tal y como lo sienten sus propietarios, en este caso, la familia Revesado Pernas.

Visita guiada en la que se conoce la vida del toro bravo en su hábitat natural y sin ningún tipo de peligro.

IMG_5410

En la que se pueden descubrir las faenas camperas de primera mano guiados por profesionales, es la propuesta de La Roblicita.

slide-visita-finca-1600

Pero el negocio máter de esta familia ha sido siempre la industria cárnica, por eso, como argumenta Alberto Revesado, «se solapa la cría del toro bravo y la del cerdo ibérico y en esa misma dehesa, La Roblicita, donde están las vacas de vientre y los toros.

collage7

 

En época de campaña de bellota también está el porcino ibérico que luego procesamos en nuestra planta». «La calidad de nuestros productos -añade Revesado- viene avalada por un seguimiento de todo el proceso, desde la materia prima hasta el final».

 

 

 

Extracto del articulo:

La dehesa se abre al turismo